02 sep 2012

Una nueva generación de armas de alta precisión


En 1999, en el marco de salón internacional aeroespacial MAKS la Corporación industrial científica Oficina de diseños y proyectos de ingeniería mecánica, presentó el nuevo sistema operativo-táctico de misiles Iskander y las variantes Iskander-E (versión para exportación) y Iskander-K (equipado con misiles alados).

Si bien, el Iskander lo heredó Rostec de la Unión Soviética, en la actualidad, el sistema está totalmente adaptado a los estándares modernos y tomando en cuenta sus características técnicas, tácticas y parámetros de eficiencia, la versión mejorada del sistema de misiles no tiene análogos en el mundo. A largo plazo, las diversas modificaciones del Iskander serán la base de la agrupación de misiles de las fuerzas terrestres de Rusia. De aquí hasta el 2020, se pondrán en servicio 120 nuevos sistemas de misiles. Para la producción en serie y el suministro del Iskander-M se construye y mejoran las capacidades productivas de 17 empresas especializadas.

Las principales características de los complejos operativo-tácticos de misiles similares a Iskander son:

  • derrota efectiva y de alta precisión de distintos tipos de objetivos;
  • capacidad para la investigación encubierta, la preparación para el combate y los ataques con misiles;
  • cálculo automático y entrada de misión de vuelo para los misiles al ser instalados en el lanzador;
  • alta probabilidad de ejecución de la misión de combate bajo condiciones de fuerte contraataque del enemigo;
  • gran solidez del misil y ejecución garantizada en la preparación para el lanzamiento y en el vuelo;
  • alta maniobrabilidad táctica mediante la colocación de máquinas de combate en los chasís con alta capacidad de paso;
  • alta movilidad estratégica gracias a la posibilidad del transporte de máquinas de combate de todo tipo de transporte, incluyendo la aviación;
  • alto grado de automatización del proceso de gestión de las unidades de misiles;
  • rápido procesamiento y entrega a tiempo de la información a los órganos de gestión; y
  • durabilidad y facilidad de uso.

El sistema Iskander consta de un misil, un lanzador propulsado, una máquina de transporte y carga, una máquina de mantenimiento técnico, un punto para preparar la información, un conjunto de equipos de arsenal y las instalaciones de entrenamiento.

La creación del sistema Iskander representa un gran acontecimiento para la industria militar de Rusia ya que un arma efectiva de este tipo puede tener un papel decisivo en el desarrollo de los escenarios geopolítico-militar. Los sistemas operativo-tácticos de misiles es un tipo de misil enfocado para destruir objetivos de enemigos con respecto a la línea del frente. Por sus características de eficiencia, teniendo en cuenta las capacidades conjuntas de combate, el sistema Iskander es equivalente a un arma nuclear.

Los características del complejo corresponden plenamente a las exigencias de control de no proliferación de tecnologías de misiles, como, por ejemplo, el no uso de armas nucleares y disparos de alta precisión, control de misil a lo largo de toda la trayectoria de vuelo, la automatización de los procesos de intercambio de información y el control de trabajo de combate. El complejo permite utilizar los datos de sistemas mundiales de navegación por satélite como el sistema GLONASS o el Navstar. Es capaz de atacar los objetivos móviles y fijos con un alto grado de protección, posee un alto poder de fuego y supera con eficacia los sistemas de defensa antiaérea y antimisiles del enemigo.

Para orientar al misil contra el objetivo se utiliza el sistema de control inercial, que luego es capturado por la ojiva autónoma óptica de autodirección. El principio del sistema de autodirección está basado en la formación por la ojiva de una imagen de ubicación que la computadora a bordo compara con el patrón. La ojiva óptica de autodirección tiene una alta sensibilidad y resistencia a los medios existentes de guerra electrónica, lo que permite el lanzamiento de misiles en las noches sin luna, sin luz natural adicional, y derrotar el objetivo con un error máximo de dos metros. Actualmente esta tarea, excepto el Iskander, no la puede resolver ningún otro sistema similar de misiles en el mundo.

El sistema Iskander ha sido utilizado varias veces por Rusia como un elemento que frena la expansión de la OTAN hacia el Este. Desde 2008, la dirección del país está dispuesta a ubicar sistemas Iskander en Kaliningrado en respuesta a los sistemas de defensa antimisiles de EE.UU. en Europa Oriental. En 2005, la posibilidad de suministrar los sistemas Iskander a Siria fue percibida negativamente por Israel y Estados Unidos.