25 ago 2014

El diseño de KRET ayudará a monitorear el estado de salud mediante las tecnologías «En la nube»

Foto: Antón Tushin

 

El Instituto Panruso de Investigaciones Científicas Gradient, que forma parte de KRET, ha desarrollado el sistema innovador de software y hardware Opeka-04. La radiopulsera supervisa el estado del paciente durante todo el día, es capaz de enviar y almacenar los datos en la nube electrónica y realizar la llamada al servicio de urgencias médicas. La novedad se ha expuesto en la exposición Oboronexpo-2014.

Este proyecto es pionero en el campo de la telemedicina de pulseras, que permite usar las tecnologías informáticas y de telecomunicaciones para intercambiar datos de salud entre especialistas. El sistema es un conjunto de pulseras o módulos corporales y un centro de monitoreo en línea para lo que se suele usar un teléfono móvil.

La principal característica innovadora del módulo es que funciona de forma «inalámbrica». Es decir, el Opeka sin ningún cable no solo mide las pulsaciones, sino hace el electrocardiograma completo con la frecuencia de digitalización de 500 Hz, de la cual se puede obtener información sobre el estado del corazón. Además, se monitorea la frecuencia respiratoria, la temperatura, el nivel de actividad y la calidad del sueño. Si es necesario, el paciente puede pedir ayuda pulsando el botón SOS o por el altavoz.

El dispositivo permite realizar la monitorización remota completa del paciente, el control de la toma de medicamentos y realizar la llamada informando sobre la caída del paciente. Si es necesario, mediante geolocalización se puede determinar la ubicación del paciente y transmitir la información relevante al operador, así como informar a las familias con un SMS sobre la crisis.

La información del módulo corporal se envía automáticamente al servidor en la nube al cual está conectado el centro médico vía Bluetooth o canales de GPRS. Los especialistas procesan el análisis automático de electrocardiogramas.

Los diseños anteriores similares extranjeros para la transferencia de datos desde los sensores corporales a la nube utilizaban, exclusivamente, los teléfonos inteligentes con soporte Bluetooth 4.0. El módulo Opeka transfiere datos a la nube de forma totalmente automática. Es muy importante, por ejemplo, para las personas mayores que no saben utilizar aparatos complicados.

El Opeka no solo puede enviar datos a la nube, sino también transferirlos a un ordenador normal mediante el sensor Bluetooth.

Mediante las pulseras telemédicas Opeka se puede monitorear el estado de salud de los pacientes en su casa o en hospital, observar el estado de salud de los ancianos que viven solos y los trabajadores en lugares de trabajo altamente importantes (por ejemplo, operadores de plantas de energía nuclear).

Los creadores del aparato prometen complementar el módulo con nuevas capacidades en un futuro cercano. Por ejemplo, medir la conductividad de la piel, que puede ayudar a controlar los niveles de estrés y la conciliación de sueño. La pulsera podrá recibir también la información acerca de subidas y bajadas de tensión sin usar manguitos inflables.